FORO EL REDIL DEL BUEN PASTOR FORO EL REDIL DEL BUEN PASTOR
LA OBEDIENCIA ES AMAR AL SEÑOR .
 

 FAQBuscarMiembrosGrupos de Usuarios Registrarse
PerfilEntre para ver sus mensajes privados Login





Alimentándose de la Palabra

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
ELBUENPASTOR





Registrado: 03 Oct 2009
Mensajes: 87

Reputación: 30.9Reputación: 30.9Reputación: 30.9


MensajePublicado: Lun Nov 23, 2009 6:25 am    Asunto: Alimentándose de la Palabra Responder citando

Alimentándose de la Palabra


La Biblia dice, “desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” 1 Pedro 2:2. Aliméntate cada día sin fallar. Job dijo, “Del mandamiento de sus labios nunca me separé; guardé las palabras de su boca más que mi comida.” Job 23:12. Mientras más comas, más rápido crecerás, y menores penalidades tendrás. Acelera el proceso, y ahórrate algunos dolores de cabeza—comprométete a leer la Palabra de Dios cada día, sin fallar. Haz esta resolución contigo mismo; “No Biblia, no desayuno, si no leo, no me alimento.” Haz como Job, pon la Biblia por encima que tu estómago. Si tú lo haces así, Dios promete que “Serás como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; todo lo que hace, prosperará.” Mira elSalmo 1. Cada día, busca un lugar tranquilo, y llena a fondo tu alma en la Palabra de Dios.

Puede haber ocasiones en que leas a través de las páginas de la Biblia con gran entusiasmo, y puede haber otras ocasiones en que te parezca árido e incluso aburrido, pero el alimento beneficia tu cuerpo, ya sea que tú lo disfrutes o no. Cuando eras niño, no dudabas en comer los postres con gran entusiasmo, tal vez las verduras no eran tan emocionantes. Si eras un niño normal, probablemente tuviste que ser motivado por tus padres a comer las verduras primero; y luego cuando maduraste en la vida, aprendiste disciplina y ahora las comes porque sabes que ellas te benefician, aunque por el momento no se sean muy apetitosas a tu paladar.


Oración


Bien se ha dicho que Dios siempre contesta la oración. A veces el dice, “Si.” A veces El dice, “No.” A veces El dice, “Espera un minuto,” y un día para el Señor, son mil años para nosotros 2 Pedro 3:8. Eso significa que una espera de diez años para nosotros es una espera de 14 minutos y 24 segundos para Dios, así que pide en fe, pero descansa en la paz y en la paciencia.
Las estadísticas muestran que más del 90% de los americanos oran diariamente. Sin duda oran por salud, prosperidad, felicidad, etc. Sin duda también oran cuando la abuelita se enferma y cuando no mejora o muere, muchos terminan desilusionados o amargados. Esto sucede porque no entienden lo que la Biblia dice acerca de la oración. La Biblia enseña que el pecado es el motivo por el que Dios no escucha nuestras oraciones Salmo 66:18. La Biblia también enseña que, entre otras cosas, si oramos dudando, no obtendremos ninguna respuesta. Santiago 1:6-7.
Aquí está la clave para ser escuchado:
1. Ora con fe Hebreos 11:6.
2. Ora con manos limpias y un corazón puro. Salmos 24:3-4.
3. Haz oraciones sinceras de corazón en vez de usar vanas repeticiones. Mateo 6:7.
4. Asegúrate de orar al Dios revelado en las Sagradas Escrituras. Éxodo 20:3-6.
¿Cómo “orar con fe?” Alguien una vez me dijo, “Ray, tú eres un hombre de gran fe en Dios,” pensando que me estaban haciendo un cumplido (elogio), pero no lo estaban haciendo. Si yo te dijera, “Soy un hombre de gran fe en mi doctor, el elogio sería para el doctor. Si yo tengo una gran fe en él, significa que lo veo como un hombre íntegro, un hombre con gran habilidad—que es digno de confianza. Le doy “gloria” al hombre a través de mi fe en él. La Biblia dice que Abraham “Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido.” Romanos 4:20-21 Abraham fue un hombre de gran fe en Dios. Recuerda que el cumplido no es para Abraham. El simplemente tomó una visón de la increíble habilidad de Dios, Su impecable integridad y Su maravillosa fidelidad para cumplir cada una de las promesas que hace. La fe de Abraham dio “gloria” al Dios fiel.
En lo que respecta a Dios, si tú le perteneces a Jesús, tú eres una persona muy importante VIP. Puedes presentarte confiadamente delante del trono de Su Gracia Hebreos 4:16. Tienes acceso al Rey, porque eres hijo o hija del Rey. ¿Cuando tú eras un niño, tenías que humillarte para pedir que tus necesidades fueran suplidas por tu mamá o por tu papá? Espero que no.
De manera que, cuando tú ores, no digas: “Oh Padre, yo espero que Tú suplas mis necesidades.” En lugar de eso, mejor di algo como: “Padre, gracias porque tú cumples cada una de las promesas que haces. Tu Palabra dice que tú suplirás todas mis necesidades conforme a tus riquezas en gloria, en Cristo Jesús (Filipenses 4:19); así que, te agradezco porque tú harás esto o aquello en mi familia. Te lo pido en el maravilloso Nombre de Jesús. Amén.”
Fue el gran misionero, Hudson Taylor, quien dijo, “El poder de la oración nunca ha sido probado a toda su capacidad.” Si queremos ver el poder Divino operando en lugar de la debilidad, el fracaso y el desaliento; respondamos al reto permanente de Dios, “Clama a Mí, y Yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y maravillosas que tú no conoces.”
¿Cómo puedes tener “manos limpias y un corazón puro”? Simplemente confesando tus pecados a Dios, a través de Jesucristo. Su sangre limpia de todo pecado 1 Juan 1:7-9. Cuando tú confiesas tus pecados a Dios por medio de Jesucristo, Dios no solo te perdonará, cada uno de tus pecados, sino que El promete olvidar ese pecado Hebreos 8:12. El, aún más, te justificará basado en el sacrificio del Salvador. Esto quiere decir que Dios no lo tomará en cuenta, El hará como si tú nunca hubieras pecado desde el principio. El te hará puro ante Sus ojos—sin pecado; además El “purificará” tu conciencia de manera que ya no tendrás el sentido de culpa por haber pecado en alguna ocasión. Eso es lo que significa “ser justificado por fe.” Es por eso que tú tienes que empaparte de las Sagradas Escrituras—leer las cartas a las Iglesias y ver las cosas maravillosas que Dios ha hecho por nosotros por medio de la Cruz del Calvario. Si no te molestas en leer el legado de Dios, no tendrás ni la menor idea de lo que te ha sido heredado.
¿Cómo hacer “oraciones sinceras de corazón?” Simplemente guardándote en el amor de Dios. Si el amor de Dios está en ti, nunca orarás de manera hipócrita o egoísta. De hecho, no tendrás que hacer oraciones egoístas si tienes un corazón de amor. Cuando tu vida de oración está agrando a Dios, la Biblia dice que El te recompensará abundantemente Mateo 6:6.
¿Cómo sabes que estás orando “al Dios revelado en las Sagradas Escrituras”? Estudia la Palabra de Dios. No aceptes la imagen de Dios en un retrato hecho por el mundo, aun cuando esto apele a la mente natural. Un amor, hacia la figura paterna, sin sentido de justicia o verdad, nos hace aparecer como pecadores culpables. Fíjate en los truenos y relámpagos en el Monte Sinaí. Contempla a Jesús en la cruz del Calvario—colgado en su indescriptible agonía para cumplir la Justicia del Dios Santo. Tales pensamientos tienden a hacer que uno se aparte de la idolatría.

Guerra Espiritual


Cuando te volviste cristiano, te ubicaste directamente en medio del fuego de una antigua batalla. Tienes un enemigo de tres caras—el mundo, la carne y el diablo. Antes de ser cristiano seguías la corriente como cualquier pescado muerto; pero ahora Dios ha puesto Su vida dentro de ti y te verás nadando contra una triple corriente. Conozcamos a estos tres enemigos resisitentes.
Primero el Mundo. Cuando la Biblia habla “del mundo” en este contexto, se refiere al sistema pecaminoso y rebelde del mundo. Este es el mundo que ama la oscuridad y aborrece la luz Juan 3:20, está gobernado por el “dios de este mundo” 2 Corintios 4:4 —el “príncipe de la potestad del aire” Efesios 2:2. La Biblia dice que los cristianos huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. 2 Pedro 1:4 “La concupiscencia” es el deseo ilícito, y es el pan de todos los días en el mundo—ya sea el deseo por el pecado sexual, de poder, de dinero, de cosas materiales. La lujuria es un monstruo que nuca será satisfecho, así que no lo alimentes. Se hará cada vez más y más grande, hasta que pese tanto en tus espaldas, que puede provocarte la muerte—fíjate lo que dice Santiago 1:15.
No hay nada de malo con el sexo, el poder, el dinero o las cosas materiales; pero cuando estos llegan a ser predominantes en tu vida a la vista de Dios, la Biblia lo llama “pasiones desordenadas” Colosenses 3:5. Se nos ha dicho, “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él… Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” 1 Juan 2:15, Santiago 4:4.
El segundo enemigo es el diablo. Como hemos visto, él es conocido como el “dios de este mundo.” El fue tu padre espiritual antes de que vinieras a formar parte de la familia de Dios Juan 8:44, Efesios 2:2. Jesús llamó al diablo, un ladrón que vino a matar, robar y destruir Juan 10:10.
La manera para vencer al diablo y sus demonios, es asegurarte de que estás equipado con la armadura espiritual de Dios, descrita en Efesios 6:10-20. Familiarízate íntimamente con la armadura. Duerme con la armadura. Nunca te la quites. Toma la espada de doble filo la Biblia en tu mano, de manera que nunca la sueltes. La razón para esto nos lleva al tercer enemigo.
El tercer enemigo es lo que la Biblia llama la “carne.” Esta es tu naturaleza pecaminosa. El campo para dominar en esta batalla, es tu mente. Si tú tienes en mente, el mundo y su pecado serás atraído ellos. La mente es el panel de control informático para los ojos y los oídos. Es el centro de tus apetitos. Todo pecado tiene su inicio en el “corazón”. Proverbios 4:23, Mateo 15:19. Pensamos antes de pecar. Esto sucede porque no pensamos antes de pecar. La Biblia advierte que: “la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. Cada día que tenemos vida, elegimos. Pecar o no pecar—esa es la pregunta. La respuesta a la cuestión del pecado es el temor de Dios. Si tú no temes a Dios, pecarás para el deleite de tu corazón pecaminoso.
¿Sabías que Dios mata a la gente? El mató a un hombre porque le disgustó el pecado sexual que cometió. (Génesis 38:10). Dios mató a un matrimonio porque ellos dijeron sólo una mentira. Hechos 5:1-11. El conocimiento de la bondad de Dios—Sus justos juicios en contra del diablo, deberían poner el temor de Dios en nosotros, y ayudarnos a no complacernos con el pecado.
Si sabemos que los ojos del Señor están en todo lugar contemplando el bien y el mal; y que El traerá todas las acciones a juicio, viviremos concientes de ello. El peso de tales pensamientos es valioso, ya que “por el temor de Dios” los hombres se apartan del pecado”. Proverbios 16:6. Jesús dijo, “Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer. Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el Infierno; sí, os digo, a éste temed.” Lucas 12:4-5.


Acción de Gracias


¿Estás agradecido con Dios? Escudriña lo que la Biblia tiene que decir de ello. Registra tu acción de gracias para animar a otros.
Respuesta
El Apóstol Pablo dijo, “sobreabundo de gozo en todas nuestras tribulaciones” 2 Corintios 7:4. El sabía que Dios estaba haciendo que todas las cosas ayudaran para su bien, aunque él estaba atravesando los por pruebas Romanos 8:28.


“Fe” y “acción de gracias” son amigos íntimos. Si tú tienes fe en Dios, estarás agradecido porque sabes que la mano amorosa de Dios está sobre ti, aunque tú estés en la guarida de los leones. Eso te dará un sentido profundo de alegría, y alegría es el barómetro del nivel de la fe que tienes en Dios.
Tenemos tanto por lo cual estar agradecido. Dios “nos ha dado preciosas y grandísimas promesas” que son “más deseables que el oro”. Hazte un favor grande — cree esas promesas, dale gracias a Dios continuamente por ellas, y “permite que “tu gozo sea cumplido”.


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Portal » Foros de discusión -> FORO DE REFLEXIONES Todas las horas son GMT - 4 Horas
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
Puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro




Powered by phpBB © 2001, 2002 phpBB Group
Template BlueLagoon by Oum - Chez Oum |

Crear foro | foros de Formación | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para wordpress ssd en Desafiohosting.com